Antes de montar tu tienda online… ¡Piensa primero!

Iniciando el proyecto… El modelo de negocio

 

La semana pasada introdujimos lo que será una serie de capítulos sobre “Como montar una tienda online y no morir en el intento”. Hoy empezamos por el primer capítulo: el modelo de negocio.

Sólo por recordar las fases del proyecto, citamos las 6 que se deben tener en cuenta para montar una tienda online:

[box] Fases de un proyecto de ecommerce

1. Modelo de negocio

2. Aspectos previos fundamentales

3. Diseño y programación de la tienda online

4. Kickoff – Promoción y Venta

5. Análisis del rendimiento

6. Redefinición de la estrategia y mejoras[/box]

 

El modelo de negocio

 

Construir una tienda online rentableEl primer paso que debes dar es definir la estrategia de tu negocio online. Es curioso que existan aún negocios que se lancen sin una estrategia detrás… Si hay un espacio para esta manera de hacer es, sin duda, Internet. Resulta que tengo un negocio y decido abrir una tienda online para vender mis productos… Pero ¿he analizado qué estrategia debería seguir en el negocio digital? En más ocasiones de las que piensas la respuesta es no.

Debemos tener claro si queremos ser agresivos en precio, si tenemos un producto exclusivo, si queremos vender en el mercado nacional o internacionalmente, el tipo de servicio de atención al cliente que daremos… Todo esto determinará el modelo de negocio, los recursos que necesito y un factor nimio para el ecommerce: el éxito o fracaso del negocio.

 

¿Qué voy a vender?

 

La primera pregunta a la que debes contestar es ¿qué voy a vender? ¿Cuál es mi propuesta de valor? En cualquier compraventa se produce una entrega de valor del negocio al cliente. No es sólo el producto, es todo: precio, producto, servicio… Es ¡una entrega de valor!

Por lo tanto, debo primeramente conocer mi producto. ¿Tienes experiencia previa con estos productos? Normalmente este no es un defecto que los comercios tradicionales tengan al introducirse en el mundo online, pero si en los casos de empresarios que se lanzan directamente al mundo online (por ejemplo, con estrategias de dropshipping). Debes conocer tu producto “al dedillo”, saber sus puntos fuertes, sus limitaciones, todas sus características… Todas y cada una de las múltiples dudas que el cliente pueda tener, debes conocer su respuesta.

Y una vez conoces el producto, hazte una pregunta… ¿Es bueno tu producto? En la soledad de tus pensamientos, sabes la verdad de tus productos… ¿Son buenos? Perdona, no queremos ofenderte, queremos ayudar te a tener un negocio online…  Porque no se trata de que digas que son buenos, se trata de que el producto sea bueno. La diferencia es conocer tu producto o creer que conoces tu producto.

Y aquí es cuando entra el precio. ¿Qué estrategia de precio quieres tener? ¿Precios bajos? ¿Precios altos? Este es un punto clave que hay que tener en cuenta detenidamente. En los negocios online tienes competidores del producto que quieras, es bastante probable que también del tuyo, así que piensa bien el precio que pones. Y en segundo lugar, recuerda que si vendes a pérdidas es mejor no vender… Es decir, que si vendes tan barato que te comes el margen, es mucho mejor que te quedes en casa viendo la TV. Y si, también sucede esto…

 

No quiero atender llamadas telefónicas…

 

El correcto servicio de atención al clienteEl último de los aspectos clave en la entrega de valor es el servicio de atención al cliente. Debes tener todos los canales que prefiera el cliente para comunicarse contigo (ya sea teléfono, chat, email…) y, evidentemente, tener a alguien para responderlo con agilidad y, sobretodo, con conocimiento.

Internet es un espacio muy curioso. Es una enorme plaza donde puedes encontrar todo lo que quieras, desde como hacer tu plato preferido hasta conocer los principios de la mecánica cuántica. ¿Creías que no hablarían de tu negocio? Pon un producto malo o un servicio defectuoso y verás como en poco tiempo sólo con buscar en Google tu marca al lado de “timo” o “estafa” encontrarás la verdad sobre lo que piensa tu consumidor (o “exconsumidor”).

 

¿Dónde lo voy a vender?

 

Tan importante es lo que voy a vender como dónde lo voy a vender. Debo conocer el mercado en el que lo voy a vender, a mi público objetivo, la competencia

No es lo mismo montar una tienda online para vender en el mercado nacional, en el mercado europeo o para todo el mundo. Tiene implicaciones en muchos aspectos y debo tenerlo presente.

Tampoco es lo mismo querer tener un ecommerce en un nicho de mercado sin competencia o en un mercado saturado al máximo. Determinará muchos factores como el precio (la competencia siempre presiona los precios a la baja) o la cantidad de recursos que deberé dedicar a que se conozca mi negocio.

Y conoce a tu público objetivo, conoce a quien te diriges. Si lo conoces bien sabrás qué piensa, cómo actúa, qué quiere… Y no es suficiente con conocer al cliente de tu tienda física. Ayuda, pero no lo es todo. El mercado online es mucho más amplio y debes estudiar bien a tu público objetivo.

 

Dinero, dinero y más dinero.

 

Montar una Tienda Online cuesta dineroEfectivamente, todo este proyecto va a costar dinero… ¿Tienes un familiar que hace algo de “temas web” y quieres que te monte la tienda online? ¿Puedes conseguir que te hagan la web por 500 €? Es casi seguro que, en el mundo actual, alguien te montará una tienda online por ese precio o que tendrás algún familiar que te la pueda hacer. Pero… ¿será la tienda online que necesitas?

No estamos diciendo que los recursos que necesitas para tener un negocio en Internet sean los de una multinacional, pero tampoco pienses que es gratis (o casi gratis). En una tienda online se tiene que pensar muy bien aspectos de arquitectura del sitio, trabajar el SEO para la página y cada uno de sus productos y categorías, descripciones adecuadas… y, efectivamente, también el diseño. Pero sólo con diseño tendrás una web muy bonita que nadie sabrá apreciar, pues no te llegarán visitas.

Hemos visto casos de webs y tiendas online que se hacen por familiares o amigos con muy buenas intenciones pero cuya “home” tarda 25 segundos en cargarse. Si piensas que es poco, ves a una web y cierra los ojos cuenta 25 y piensa si estarías dispuesto a esperar todo ese tiempo para ver la web…

 

Y más dinero…

 

Efectivamente, tienes la tienda online, tu ecommerce perfectamente montado… Y ¿cómo conseguiré atraer tráfico? Pues invirtiendo dinero… Ni más ni menos… Ya sea en publicidad en Adwords, haciendo campañas de afiliación, contratando profesionales para hacer publicidad… Todo ello cuesta dinero y es lo que te ayudará a traer tráfico a tu web.

De nuevo, no queremos decir que tengas que invertir cantidades ingentes de dinero en tu tienda online pero si queremos dejar claro que tener un ecommerce no es barato. Bueno, un ecommerce que funcione, claro. Y, sobretodo, queremos dejar claro que debes planificar la inversión necesaria antes de adentrarte en este mundo. Es mejor saber lo que te vas a encontrar que dilapidar recursos y acabar cerrando por tener pérdidas.

 

Conclusiones

 

En definitiva, te recomendamos que hagas una reflexión inicial sobre tu futuro negocio en Internet. Estudia el mercado, los competidores, tu público objetivo… Ten en cuenta todos los recursos que vas a necesitar, tanto de inicio para montar la tienda online como para conseguir atraer tráfico a tu web.

Y sobretodo, como decíamos en el primer post del monográfico, pon un producto a la venta que sea bueno con un servicio excelente. Si el producto es malo o tu servicio deficiente, da igual las campañas de publicidad, la arquitectura de la web o el diseño precioso de tu tienda online. Será un fracaso y acabarás cerrando.

Si necesitas que te asesoremos para lanzar tu Tienda Online estaremos encantados de ayudarte no sólo a tener un negocio online sino a que sea rentable.

 

Showing 5 comments
    pingbacks / trackbacks

    Dejar un comentario

    Contact Us

    We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

    Not readable? Change text. captcha txt

    Start typing and press Enter to search

    La logística en la tienda online