En los últimos años está apareciendo un término de moda en el eCommerce en España: el “dropshipping”. Este es un modelo de negocio muy conocido en EEUU y, en el fondo, en casi todo el mundo. La novedad es, principalmente, que gracias al eCommerce y al aumento del negocio online se ha multiplicado su uso. 

Pero, ¿qué es el “dropshipping”? El “dropshipping” o “drop-shipment” es un modelo de negocio en el que el minorista no tiene stock, lo gestiona el mayorista, y éste, una vez se produce un pedido en su comercio minorista,  pasa el pedido al mayorista para su envío directo al cliente.

Ecommerce y Dropshipping

 

Es decir, tú tienes una Tienda Online de, por ejemplo, “mantas para perros”. Un cliente accede a tu eCommerce y compra una manta que le resulta muy interesante para su mascota, realiza el pedido y el pago. Automáticamente el pedido va al mayorista de “mantas para perros” y es él -y no tú- quien hace el envío. Siempre con embalajes sin logos ni marcas para que seas tú quien lo vendes. Tu negocio gana la diferencia entre el precio al mayor y el minorista, es decir: un porcentaje de la venta.

 

Ventajas, desventajas… 

 

Hay muchas cosas que se dicen acerca del “dropshipping”, algunas ventajas y otras desventajas. En Internet se pueden encontrar opiniones a favor y en contra, alabando sus características o maldiciendo el modelo.

Vamos a procurar esclarecer un poco el tema…

 

  • No invertir en stock es muy rentable: A ver, no invertir en stock tiene sus ventajas e inconvenientes. No es que sea muy rentable, es que te permite entrar en un mercado con unos costes de estructura mínimos. Así que no es del todo cierto que sea más rentable, pero si que es verdad que el riesgo financiero es mucho menor.
  • Eres un comercial a sueldo: efectivamente, en el fondo eres un comercial a sueldo. Es decir, en la intermediación entre mayorista y cliente final te llevas un margen, una comisión, por lo que no dejas de ser un comisionista. Pero un comisionista que tiene unos clientes. Los clientes te compran a ti, no al mayorista, con lo que siempre serás tú el vendedor. Eso supone que tanto si lo haces bien como si lo haces mal lo verás repercutido en tu negocio.
  • No controlas el servicio y la entrega: como comentábamos en el punto anterior, la vara visible es tu negocio… pero el envío no. Aquí se encuentra uno de los puntos clave: el servicio de entrega. Tu mayorista o “dropshipper” tiene que ser fiable y realizar las entregas a tiempo y en las condiciones pactadas.
  • Margen de beneficios bajo o, incluso, mínimo: De nuevo, si no adquieres ningún riesgo en el negocio no esperes que tus márgenes sean altísimos. Te llevas una comisión de la venta, así que tus márgenes son eso, una comisión. Si quieres conseguir márgenes del 50% este no es tu modelo de negocio.
  • Precios de Venta Recomendados abultados: pues puede suceder, existen mayoristas que inflan los precios recomendados de venta para que, al comparar al coste, veas un margen muy elevado. ¿El problema? Que si pones esos precios no vendes ni una sola de esas maravillosas “mantas para perros”. Busca en Internet, mira precios de esos productos, estudia el mercado… ¿o es que esperabas que el maná cayera del cielo? Asesórate bien y elige a un buen proveedor.
  • Webs cerradas sin posibilidad de personalización: algunos mayoristas dan la posibilidad de que ellos mismos te hagan la web. En este caso son webs normalmente bastante “cerradas” que admiten pocas adaptaciones personales, ya no sólo de diseño sino también para ayudarte a posicionar la web. De nuevo, elige bien a tu proveedor.

 

Por tanto, desde nuestra perspectiva, el “dropshipping” es un modelo de negocio como cualquier otro. Muy bueno para aquél empresario que entienda lo que supone, acepte sus características y se adecue a sus necesidades.

 

¿El “dropshipping” es el “dorado”?

 

Dudas sobre el dropshipping en el ecommerceExisten diferentes “dropshippers”, algunos cobran mensualidades, otros sólo exigen que te des de alta (ganan con las ventas que tu haces). Algunos te ofrecen montarte toda la web, otros sólo el acceso a la Base de Datos para que estén conectadas. No los hay mejores o peores por estas características. Los hay adecuados o no. Depende de tus conocimientos, el nivel de inversión que quieras hacer, etc.

Evidentemente, hay “dropshippers” mejores y peores, en función del margen que te lleves y del servicio de entrega que ofrezcan. Pero ni todos son malos ni el modelo de “dropshipping” es el “dorado”.

No, no te harás millonario en diez días ni te llevarán a charlas de emprendedores por tu éxito. Llegarás a tener éxito si consigues que tu negocio funcione, sea o no “dropshipping”, haciendo las cosas bien en internet: una buena oferta (producto y precio), que el cliente la conozca y un servicio excelente en toda la entrega de valor (envío, resolución de problemas, devoluciones, etc).

 

Vale, me interesa este modelo de negocio…

 

Nosotros te damos cuatro consejos básicos:

1. Busca un nicho de mercado, un lugar en Internet dónde la competencia no sea aún excesiva.

2. Si tienes un presupuesto, por pequeño que sea, contrata a alguien que te haga la web. Será una solución propia que podrás gobernar en función de lo que te interese en cada momento, sin el corsé que te imponga un proveedor externo.

3. Busca un buen proveedor de “dropshipping”: compara los precios de venta recomendados en Internet, ¿qué encuentras? ¿son adecuados para obtener un margen? ¿Qué condiciones de entrega ofrece? ¿Con qué proveedor logístico trabaja? ¿Qué se dice en Internet de esta empresa?

4. Busca un buen proveedor de “dropshipping”: si, no es un error… El punto más importante es que encuentres a un buen dropshipper. Busca, compara, míratelo bien… Busca un proveedor que entienda que no trabajas para él, sino que trabajas con él.

 

Si tienes dudas o quieres que te ayudemos a encontrar la senda adecuada en tu negocio, en the BRAINS Marketing te podemos ayudar en muchas de las facetas necesarias para crear tu eCommerce.

Fuentes: 

http://es.wikipedia.org/wiki/Drop_shipment