Las variables de la página de producto en tu tienda online.En línea con las obsesiones que siempre encontramos en el entorno online hoy vamos a desvelar un tema capital para cualquier empresa que se plantee entrar en el mundo online: la mayoría de clientes no entraran por la página principal de tu ecommerce.

¿Qué quiere decir esto? Pues que acostumbramos a diseñar la tienda online desde lo bonita o fea que será la home y deberíamos obsesionarnos con lo bonita o fea que sea la página de producto. ¿Por qué? Sencillo, la mayoría de las personas que vengan a comprar a tu tienda online llegarán porque buscaban un producto que tu vendes, no porque busquen tu tienda online.

Cuando el posible comprador hace una búsqueda en Google, busca un producto concreto. Cuando haces una campaña de Adwords, la realizas sobre un producto concreto (o varios, incluso puedes hacer marca… pero serán pocos los que te lleguen por ahí). Cuando realizas un emailing con una promoción, llevas al interesado hasta la página de producto de dicha promoción (y si no lo estás haciendo así, deberías haberte dado cuenta que el porcentaje de éxito de tus emailings es inusualmente bajo…).

 

Los primeros pasos…

 

La página de producto idealEl primer punto a tener en cuenta es el catálogo de producto. Es un tema importante, pues no es lo mismo una tienda online de 100 productos que de 100.000 referencias. Ni llevará el mismo trabajo.

La solución no pasa por tener pocas referencias y controladas. Al contrario, el cliente valora que tengas un catálogo amplio. Pero cada sector es un mundo.

Siempre debes adaptar los productos al cliente. Y no, no es tan difícil, sólo tienes que ser creativo. Evidentemente si vendes zapatillas deportivas y puedes configurar tu tienda online para que el posible cliente cree sus propias zapatillas con los colores que quiere… perfecto. Pero hay sectores que no pueden hacer esto, ni lo necesitan.

La adaptación al cliente viene de muchas maneras, mucho más fáciles de aplicar… Como por ejemplo, ofrecer mejor información que la competencia. No es lo mismo transcribir las especificaciones técnicas del producto que tiene el fabricante que explicar para que sirve ese producto en un lenguaje “para niños de 7 años”. Si todo el mundo entiende para que sirve ese producto, conseguirás adaptarte al cliente mucho mejor que otros.

 

Aspectos técnicos

 

Nunca debes dejar de lado los aspectos técnicos de tu página de producto. La velocidad de carga es capital para el SEO, pero también para el posible cliente. Nuestro nivel de atención a partir de los 5 segundos ha menguado a más de la mitad y nadie espera 10 segundos a cargar una página.

Además, la página debe estar adaptada a SEO. Todas las variables que se tienen que trabajar para la home son aún más importantes en la página de producto.

Y no olvides un buscador potente. Un cliente puede caer en una página de producto perfecta pero darse cuenta que no era exactamente eso lo que buscaba. Un buscador en la tienda online visible, claro y potente ayudará a conseguir que ese cliente caiga en el producto que quiere y pueda convertirse en una venta.

 

La página de producto ideal

 

Vale, pero ¿cómo tiene que ser la página de producto ideal? Pues debería cumplir, a grandes rasgos, los siguientes puntos:

1. Nombre claro y coherente, para el usuario y para el SEO. Escribir correctamente el nombre ayudará a que el usuario encuentre lo que busca. Y no siempre se hace…

2. Marca, Modelo… Todos los datos que ubiquen al posible cliente y den garantías de que lo que quiere comprar es exactamente ese producto.

3. El precio: El precio siempre, siempre, tiene que llevar todos los impuestos incluidos (o cómo mínimo bien detallado) si nos dirigimos al cliente final.

4. Fotografía: ¿cómo crees que venderás mejor con una fotografía oscura y tétrica donde tus rosas parecen más muertas que vivas o  con una fotografía perfectamente iluminada en la que resalta los colores de tus flores? Pues eso…

5. Descripciones de producto: como comentábamos con anterioridad, describe tus productos pensando en el cliente. Da el máximo de información que ayude a vender y ni una palabra de más que las necesarias. Ayúdate con las “descripciones ampliadas” donde muestres todo aquello que pueda ser una duda para el cliente y aprovecha la descripción corta para ser claro y conciso.

6. Disponibilidad: si no tienes disponibilidad del producto deberías mostrar el tiempo de entrega (y no fallar en ese tiempo). No tengas un catálogo lleno de referencias sin stock, no ayuda en nada a tu negocio.

7. Coste logístico: como siempre, el coste del transporte debe estar claramente reflejado en la ficha de producto para que el cliente lo tenga en cuenta y no se encuentre sorpresas al hacer el pago.

8. Posibles personalizaciones de producto: Si puedes ofrecer diferentes personalizaciones del producto, como colores, que se puedan seleccionar fácilmente y ponle fotografía a cada color (si, a cada color).

10. Comentarios y valoraciones: los comentarios y valoraciones de personas reales ayudan y mucho a la venta (por favor, no te pongas tú mismo a rellenar valoraciones excepcionales de tu producto… “Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”). Recuerda que una mala valoración de un producto no es una mala valoración de tu tienda y que esta mala valoración, además de aportar realismo, puede dar debate a otros compradores y que la “jugada” te salga redonda.

11. Venta cruzada: Evidentemente siempre ofrece productos de venta cruzada. Si un cliente compra leche materna para bebe, ofrece chupetes. Si compra unas zapatillas deportivas, ofrécele unos calcetines (por ejemplo). El cliente valora estas recomendaciones si están bien hechas y ayudarán a subir el ticket promedio de compra.

12. Call to Action: y dejamos para el final un factor clave: el call to action. Es decir, el botón de “Añadir al carrito”. Este botón tiene que ser llamativo, que se vea claramente y… ¡llame a la acción! Sin excesos, sin que reste protagonismo al producto pero claro y contundente.

 

En definitiva…

 

En definitiva, si estas destinando mucho esfuerzo a construir una tienda online y has decidido centrarte en tu home… Te estás equivocando. El principal punto de contacto con tu negocio será la página de producto, así que asegúrate de tener una página de producto ganadora que convierta a venta.

Y dentro de estas recomendaciones, como nunca todo es blanco o negro y cada sector y negocio tiene sus características, nunca te olvides de realizar Test A/B de la página de producto.

Si necesitas ayuda para conseguir una página de producto ganadora, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.